Ubud, Seminyak y Nusa Lembongan, Bali (Parte 1). Un lugar para vivir.

Hola a todos Y FELIZ 2011!!

Como propósito de año nuevo hemos decidido escribir un poco más en el blog, poco a poco nos hemos ido desinflando y esto no puede ser!

Hemos pasado un mes entero en Bali, y hemos hecho un millón de cosas, así que lo dividiremos en dos partes (para empezar a cumplir ese propósito).

Como suele ocurrir, lo que mal empieza bien acaba, y nuestra llegada fue un desastre. A las tantas de la mañana nos plantamos en el aeropuerto y sin nada reservado le decimos al taxista que nos lleve a Seminyak, que es como la parte turística cerca de donde estábamos, y el taxista no se cómo nos lió y nos llevo a Kuta, capital del horterío, con una similitud pasmosa a Lloret de Mar, entre otras perlas del mediterráneo.

Pasamos una noche normalita y al día siguiente  nos fuimos corriendo a Ubud, en el interior de la isla. Desde ese momento todo fue sobre ruedas. Estuvimos una semana entera disfrutando de todo lo que tenía que ofrecer.

Para que os hagáis una idea, es un ppueblo precioso, todo lleno de bosques tropicales, y casas típicas balinesas. Los bares y las tiendas están decorados con muchísimo encanto, así que estuvimos unos días en el paraíso y dejándonos llevar por el placer de los sentidos (la comida tambien era baratísima y buenísima!). Claudia aprovechó para hacer un curso de dibujo y mientras tanto yo me sentí como en casa todo el día con el ordenador haciendo mis historias en cafés wifi y paseando tranquilamente por el pueblo. El último día coincidió con el festival del Galungan, un día sagrado en el que los balineses se visten de gala para hacer ofrendas en sus templos familiares, un verdadero lujo.  Como la gente es realmente encantadora, pudimos disfrutar el Holiday con ellos, entrando en las casas y charando con las familias aprendiendo un poco más sobre el hinduismo balinés, que es bastante distinto al indio.

Tras eso decidimos pasar unos días en Seminyak, paraíso del shopping, el surf y los locales trendy. Aprovechamos para estrenarnos en eso del surf, y la experiencia fue muy divertida, aunque he de decir que es bastante más difícil de lo que pensábamos. Aunque conseguimos levantarnos y pillar alguna ola!! Moncho ya estaba pensando en comprarse una tabla hasta que lo probó solo y se llevó una buena leche en la nariz. Así que lo del surf es una cuenta pendiente. Queremos seguir haciendo alguna clase más y luego veremos. Será ya en Australia, otro de los paraísos del surf.

La pena fue que en Seminyak, al ser la parte más selecta de la isla los precios se nos iban bastante de madre, y el lugar más barato para dormir doblaba en precio (que no en calidad) a los de Ubud. Coincidimos con nuestros amigos David y Patri, a quienes conocimos en Goa, por su trabajo viajan mucho a Bali y a la India y justo pasaban allí los días previos a Navidad, compartimos una comida comentando nuestros respectivos viajes y nos prometimos volver a vernos pronto, quién sabe si en Chile.

La noche antes de salir hacia Nusa Lembongan  tuvimos una sorpresa bastante desagradable. Al llegar al hotel vemos todas nuestras cosas desparramadas en la recepción y una persona durmiendo en nuestra habitación, el argumento del staff del hotel fue: no habéis confirmado que os quedabais esta noche. Casi mato a alguien. Nos pusimos tan de mala leche que nos acabaron regalando todas las noches más la última en una villa de lujo. Nos salió más o menos bien la jugada, pero el mosqueo no sé si valió la pena.

En fin, que con los bolsillos llenos nos fuimos para Lembongan, una isla a media hora en ferry desde Bali que prometía ser bastante auténtica. Una vez más nos lo pasamos en grande, alquilamos una moto para ver la isla, nos relajamos en el hostal a la orilla del mar y también pudimos hacer unos buceos fantásticos, primero nos fuimos a ver el Manta Point, una roca donde puedes bucear con mantas rayas de 5 metros!!! Una experiencia muy fuerte. Y más tarde hicimos un buceo de corrientes, todo adrenalina!! Casualidades de la vida estando en el hotel vimos a una persona que nos sonaba bastante, y al preguntarle resultó que era Francesc Balagué (www.rutabaobab.com), quien justo antes de partir de viaje un año montó una charla en la librería Altair al cuál asistimos y 10 meses después nos encontramos al otro lado del globo, qué pequeño es el mundo! aquí veis a Claudia contra el mar, impresionante!

Ya de vuelta a la gran isla nos encontramos por fin con Eugenio, aunque eso os lo explicamos en el siguiente post!

Un fuerte abrazo,

M&C

Tags:

6 Responses to “Ubud, Seminyak y Nusa Lembongan, Bali (Parte 1). Un lugar para vivir.”

  1. francesc Says:

    i mira quines casualitats!!! que vagi molt bé per Austràlia tot i la pluja!!!
    Una abraçada als dos!!!

  2. ignacio Says:

    qué bien, así ahora vais a escribir más
    :) )

    además que aún no he visto las fotos de euge… así que creo que las veré antes por vuestro blog.

    me he acordado mucho de vosotros (especialmente de moncho) en hawaii, otro paraíso del sol que sé que te hubiese encantado.

    ánimos chicos, que la aventura continúa!!

  3. Claudia y Moncho Says:

    GRACIES XESCO, PASSAT’HO DE CONYA AL SUD EST ASIATIC, QUALSEVOL COSA QUE NECESSITIS AQUI ESTEM TIU!

  4. Hugo Says:

    Madre mia, qué envidia!!! Claudia me alegro que tu hermano esté con vosotros, estarás muy contenta, seguro!

    Seguid disfrutando pareja

    Un abrazo a los dos.

    hugo

  5. the old parents Says:

    los monos me han encantado..¿no les preguntaríais el nombre?
    Las rayas manta,no sé por qué,no me caen tan bien…
    abrazos de oso
    the old parents

  6. roberto Says:

    Por fin pendones!!!! ya era hora!
    oye, no tienen precio lo de llegar al hotel y tener todo tirao por la recepción! Que invasión a la intimidaddddddd, que te pillen toooooodo el equipaje y se metan todos en tu habitación!!
    No se si os pasa a vosotros, pero después de un tiempo viajando, cuando llegas a un hotel no es como antes… nosotros enseguida nos lo hacíamos nuestro y nos sentíamos en CASA. Por eso pienso que lo que os hicieron es como sacaros de CASA y no de una habitación cualquiera!!!

    A ver si cumplis el proposito del blog. De verdad que vale la pena, porque yo desdpués de8 meses de nuestra llegada todavía me meto en nuestro blog… snif snif…

    Besitos y cuidaros mucho!

    Roberto

Leave a Reply