Archive for the ‘Nepal’ Category

Kathmandu, Pokhara y Chitwan, Nepal. Un descanso en las montañas

Lunes, septiembre 6th, 2010

Namasté a todos!

Como han ido esas vacaciones!!?? Seguro que genial. Nosotros hemos pasado el último mes entre Nepal y Tibet. Os explicamos como ha ido la primera parte.

Al llegar de Delhi, supusimos que nuestros problemillas de salud estaban resueltos, mal supuesto… La misma noche, tras una cena con la gente del hotel Courtyard dónde nos alojábamos, el pie de Moncho empezó a hincharse de manera  alarmante. No os lo habíamos comentado, pero las últimas semanas en la India se le infectó una herida en el pie, pero no le dimos mucha importancia. El caso es que a las 2 de la mañana estábamos en urgencias con el pie como una pelota y 39 de fiebre… un show. Así pues, nos armamos de paciencia y estuvimos los primeros diez días en Nepal sin apenas salir del hotel. La recuperación fue lenta y casi cada día tenía fiebre, hasta se hizo las pruebas de la fiebre tifoidea… pero quedó en un simple virus. Por suerte, el lugar para descansar no podía ser mejor. Nos sentíamos como en casa, con todo lo que uno puede necesitar y gente encantadora de diferentes nacionalidades siempre dispuesta a charlar.

También nos sirvió para darnos cuenta de que el viaje ya no eran unas “vacaciones” sino una forma de vida durante un tiempo. Nos ha venido muy bien para reflexionar después de dos meses frenéticos y ahora nos tomamos las cosas con más calma.

Aun estando enfermo Moncho pudimos ver algunas de las zonas más bonitas de Kathmandu y alrededores. Nos gustó mucho el cambio en la arquitectura y también en la gente, mucho menos agresiva que en la etapa anterior. Es genial cambar de país, ver las diferencias y similitudes, vivir otras experiencias….es como un nuevo viaje.

En Thamel, el barrio más turistico de Katmandú está lleno de restaurantes italianos buenísimos y bares con mucho ambiente de excursionista, incluso hay uno que si has subido al Everest puedes comer y beber todo lo que quieras el resto de tu vida (a nosotros al final nos dio palo y no lo subimos…). Hay un montón de tiendas de cosas de montaña. Moncho por 20 € se compró todo el equipo de montaña y casi se vuelve loco de atar con tantas mochilas, chaquetas, polares…. de las marcas que más le gustaban. Hasta se queria comprar cosas de alpinismo de alta montaña “ por si acaso”(¿?).

Tras estas pequeñas vacaciones forzadas dentro de nuestro viaje nos dirigimos a Pokhara, el punto de partida del Annapurna trek. Nosotros teníamos pensado hacer un curso de yoga y meditación, en plan iniciación, de tres días. La experiencia . fue interesante. Para Moncho demasiado relajado (sobretodo después de estar unos diez días en cama) , no sé si repetirá. Fue muy gracioso vernos haciendo posturitas y levantándonos a las 5 ,30 para meditar durante una hora haciendo “oooooooooooooommmmmmm”. Después nos limpiábamos las narices con una regadera con agua caliente y sal, luego el yoga,  desayuno, meditación, cantos( muy muy bueno, para vernos)… Era todo muy extraño pero estuvo bien. La comida era especial, ayurvédica para limpiar los intestinos, así que salimos de ahí, como nuevos. Ah! El baño de vapor para limpiar las toxinas era digno de ser fotografiado!!

Ya estábamos preparados para hacer algún trekking pero no paró de llover en los siguientes días. El tiempo no nos dio tregua alguna así que vimos Pokhara y en los ratos de sol aprovechábamos para hacer excursiones por ahí.

Nuestro planning por Nepal incluía ir al parque natural de Chitwan. También llovía mucho…. Pero hicimos una excursión genial en bici por los poblados de alrededor y el safari en elefante. no hay fotos porque llovía un montón, no se podía ni sacar la cámara, y los animales debían estar a cubierto porque no vimos ninguno…Por allí hay un montón de rinocerontes.

Después de eso, volvimos a nuestro tan amado hotel Courtyard. Nos recibieron con los brazos abiertos una vez mas y preparamos desde allí el viaje a Tíbet, que os contaremos en el próximo post.

Respecto a Nepal, podemos decir que nos ha encantado. La gente es muy mable, aunque en Katmandú al ser capital, se aprovechan un poco mas de los turistas y es algo caro. Los paisajes son increíbles, es muy verde y salvaje. Ríos que pasan entre montañas escarpadas, puentes colgantes que unen pequeños poblados, carreteras con mil curvas que no se acaban pero muy bonitas. En fin, una maravilla.

Nos queda pendiente volver, aquí si que vendremos en temporada para hacer el trekking de los Annapurnas. Nos han dicho que es una experiencia increíble.

Es general, es un país más fácil para viajar que India, más accesible. Hemos echado de menos un poco de autenticidad, pues en Nepal no hay termino medio. O es muy pobre o muy turístico.  Hay que rascar para poder pasar la línea de turistas y arriesgarse a perder comodidades. Nosotros no lo hemos hecho mucho, pero estamos aprendiendo a viajar sobre la marcha. Nos hemos apoltronado un poco desde lo del pie de Moncho, pero ahora en Birmania nos toca ponemos las pilas de nuevo. Sabemos que no solo hace el viaje más especial, también es mucho mas barato viajar así, pues el presupuesto se nos ha ido un poco de las manos con tanta pizza o spaghetti carbonara…

Bueno, como conclusión, hemos estado muy bien, hemos cogido energía, estamos aprendiendo, disfrutando, viviendo nuestra aventura! Qué mas podemos pedir?!

Aunque como siempre os echamos mucho de menos…

Besos a todos!!!

M&C