Archive for the ‘Camboya’ Category

Siem Reap, Battambang y Phnom Penh, Camboya. Aurevoir Indochina!

Domingo, noviembre 28th, 2010

Hola de nuevo!!

No nos dimos cuenta y ya estábamos en Camboya!! La verdad es que las cosas han vuelto a su curso y estamos disfrutando una barbaridad( y que dure!). Camboya ha resultado ser un país extraño para nosotros, no hemos acabado de encontrar una identidad tan fuerte como en el resto de países que hemos visto. Quizás el motivo ha sido que hemos estado menos de dos semanas en el país y nos hemos dedicado solamente a visitar 3 ciudades y sin mucha intención de meternos a fondo en el tema… También hay que decir que las facilidades para el viajero son muchas, eso hace que te quedes un poco en tu burbuja, hemos de reconocer que nos hemos apalancado un poquito…. Aún así, lo que nos ha dejado ha sido una maravilla, y no nos arrepentimos pues hay muchísimos países aún por ver de una u otra manera, y eso forma parte del aprendizaje. Os lo explicamos a continuación:

Llegamos de madrugada a Siem Reap bastante quemadillos con el viaje en un minibús que para variar estaba abarrotado y cuyos asientos tenían un espacio de escasos 20 centímetros, además de que había tardado 3 horas más de las que nos dijeron en el lado laosiano… La mañana siguiente todo cambió, y Siem Reap resultó ser una ciudad bastante amigable aunque muy turística debido a que allí se encuentran los templos de Angkor, el gran hotspot del sudeste asiático.

Nos lo tomamos con la calma y estuvimos conociendo la ciudad, haciendo gestiones por Internet…y finalmente fuimos a los templos.

La verdad sea dicha, son una pasada, te trasladan a otra época tal como llegas, y son tan distintos a todo lo visto que es imposible quedarse indiferente. No obstante, estaban literalmente como la puerta del sol en fin de año, especialmente uno donde en teoría podías admirar el sunset, nosotros allí solo admiramos a las hordas de chinos que venían en sus tours organizados. Aún así valió la pena, el mejor era uno metido en la selva que parecía sacado de un decorado de Indiana Jones.

Aquí os dejamos una imagen del templo principal y otra desde ese templo, para que veáis a que nos referimos.

Pensábamos ir directamente a la capital pero nos pareció poco la verdad, no sentimos un poco como turistas de segunda en busca de lo fácil, así que hicimos una paradita en Battambang, una ciudad poco conocida a orillas del Mekong. Nos gustó bastante la verdad, tenía un ambientillo francés muy agradable, y además nos zampamos un steak tartar por 5 euros que solo por eso ya valió la pena pasar por ahí. Una vez más, la huella que dejaron los franceses en Indochina con sus edificios y costumbres se hace notar, y tengo que decir que le da mucho glamour. Luis y Michelle exploraron los alrededores, pero Claudia y yo no hicimos mucho más… eso me lleva a la siguiente reflexión, que complicado es cumplir siempre con el planning de viaje, es como un curro, nosotros hace tiempo que hemos decidido no sentirnos mal si algún día no estamos a tope porque si no acabaremos más cansados que en la India!

Nuestra última parada era Phnom Penh, la capital del país, y tristemente célebre por albergar el recuerdo del Khmer rouge, una dictadura comunista que se dedicó durante 5 años a cargarse a todo el que sabía leer o  hacer algo más que arar el campo… una tragedia.

Y aquí llega lo bueno, OTRO REGALO DE BODA!!!! Gracias a Edu y a Ricky hemos podido disfrutar de una habitación de primera con vistas al Mekong, un verdadero placer, mil gracias chicos!!!! Os lo habéis currado un montón y hemos disfrutado muchísimo!! Os pasamos una foto con las vistas desde la habitación, impecable!

Tras instalarnos cómodamente en nuestra habitación de unos 20 metros cuadrados visitamos la ciudad y el museo del genocidio del Khmer Rouge. El lugar es un antiguo colegio que el régimen convirtió en prisión, con salas de tortura, interrogatorios… se muestran fotos de los damnificados así como sus calaveras y otras barbaridades. Lo mal que lo debió pasar esa gente no se puede imaginar…  además del museo se podían visitar los campos de exterminio a las afueras, pero decidimos que ya teníamos suficiente, vaya, que mejor que me lo cuenten( como  diría mi madre). Me esperaba más caos en la capital la verdad,  hay cierto orden dentro del desorden, y la urbanización es relativamente buena( por lo que vimos), aunque también creo que después de ver las ciudades indias tenemos otro concepto de ciudad frenética.

Este país nos ha encandilado lo justo, no hemos vivido suficiente para que nos enganche como otros, sin embargo hemos tenido una dosis de turismo muy refrescante, y hay que decir que aquí sí que ha sido fácil viajar, y encima baratísimo, casi más que Laos. Nos habían comentado que los camboyanos son tan pesados como los vietnamitas y los indios del Rajastán en el trato a los viajeros, y si bien los conductores del tuk tuk son algo plastas, la gente en general es muy muy agradable y educada, es definitivamente un país amigable.

En fin, nuestro camino se separa aquí del de Luis y Michelle, aunque quién sabe si nos volveremos a encontrar en Indonesia. En el último momento hemos decidido pasar unas semanas en Filipinas, desde donde escribo ahora mismo, y la decisión no podía haber sido más acertada, pero eso os contamos en el próximo capitulo de “The Backcouple”.

Besos a todos,

M&C