Archive for the ‘Argentina’ Category

Buenos Aires y los pueblos del norte, Argentina. Bailando el tango con la Pachamama

Miércoles, mayo 4th, 2011

Hola a todos!

Después de otro de esos buses tan confortables que hay en Argentina, el viaje de 18 horas se nos pasó relativamente rápido con cena, 4 pelis y una mantita para dormir. Llegamos a Buenos Aires y como nos habían dicho que es un poco más peligroso que el resto de ciudades argentinas, nos las dábamos de locales y teníamos memorizado el número de bus que teníamos que coger, o mejor “agarrar”, para llegar al hostal. Claudia se estudió el mapa en el bus para no parecer los típicos guiris desorientados.

Tras un cambio imprevisto de hostel por motivos de falta de limpieza y precio desmedido, llegamos al ChillHouse, una casa reformada en plan modernillo con ambiente genial y unos dueños majísimos (Gracias Kato, Antoine y cia. por habernos hecho pasar tan buenos ratos!). En Buenos Aires estuvimos paseando por los barrios San Telmo, Palermo, Recoleta dónde entramos al Malba, un museo de arte contemporáneo latinoamericano que nos gustó mucho. Entre paseo y paseo pudimos degustar un asado en el hostal digno de mención. Y es que la carne aquí es buenísima, no hay otra igual creemos que en todo el mundo, al menos hasta donde hemos estado. Hicimos lo típico que se hace en BsAs: pasear por el centro, comer empanadas, ver tango en la calle, cotillear en los anticuarios de San Telmo, y en general disfrutar de esta maravillosa ciudad que nos recordó mucho a casa.

Estuvimos en plan relax casi una semana antes de volver a ponernos la mochila al hombro y hacer el viaje en bus mas largo hasta la fecha. Esta vez fueron 6 pelis. 24h de bus, al menos, confortable. Ah! E incluso hubo bingo para amenizar el viaje! Pasamos un par de días en Salta, una ciudad que nos dejo indiferentes, para ir después a Cafayate, según nuestros amigos Meli y Tito a quienes conocimos en Birmania, un must de la zona. Nos pusimos las pilas a saco y cada día hacíamos una excursión. Hicimos un trekking a las cascadas que nos encanto. Además el guía nos explicó un poco las costumbres de los indios y sus creencias sobre la Pachamama y el espiritualismo en general.

También fuimos a la Quebrada de las Conchas. Una maravilla de la naturaleza. Allí las montañas son de mil colores y el paisaje es de lo más evocador. Como Cafayate es un pueblo con mucha tradición vinícola, nos alquilamos unas bicis para ver todas las bodegas. Fue muy divertido ir de cata en cata con la bici aunque en cada tramo acabábamos sudando por el calor y el esfuerzo. Para celebrar lo bien que había ido el día acabamos comprando unas botellas de vino y bebiéndolas por supuesto con un buen asado y en buena compañía.

De Cafayate fuimos a la zona de Jujuy y vimos Tilcara, Iruya y Humahuaca, pueblos típicos de la frontera con bastante encanto. Fue una semana interesante, adentrándonos mas en la cultura del nordeste argentino, muy diferente a la porteña. Los pueblos son muy bonitos, con una arquitectura y colores muy característicos y ya a 3.000m de altura, para irnos aclimatando para Bolivia. Pero eso ya os contamos en el siguiente post.

Besos a todos!

M&C

Bariloche y Península Valdés, Sur de Argentina. De cerros y animales en la Patagonia.

Lunes, abril 18th, 2011

Hola a todos nuestros queridos lectores!

Argentina ha resultado ser un país de descanso, buena vida y aire libre.  La verdad es que ha estado genial poder comer como en casa (o mejor, si hablamos de carne) y bien baratito. Nos hemos vuelto a habituar a la vida de hostel con la comprita de la cena, el desayuno etc.. y a compartir de nuevo experiencias con otros gringuitos que están dando tumbos por estas tierras.

Empezamos en Bariloche, un pueblo fronterizo con Chile rodeado de lagos y montañas conocido por ser la puerta norte de la Patagonia. Fueron unos días tranquilos haciendo paseos y excursiones por la zona. La verdad es que las vistas desde lo alto de las montañas son impresionantes, parecen fiordos en los lagos. Además para los montañeros está muy bien montado pues tiene un club andino muy activo en el que te orientan fenomenal para hacer senderismo sin necesidad de guías.

Para ser honestos la verdad es que podríamos haber aprovechado más el tiempo subiendo montañas y tal, pero estábamos tan contentos de la buena vida que te puedes pegar en este país que optamos por un ritmo mucho más relajado y no nos matamos a subir montañas durmiendo en refugios y tal, hicimos una excursión por lo que llaman” el circuito chico”, que rodea un montón de lagos y bosques precioso. Aún así, es sorprendente como hemos aprendido a disfrutar de las caminatas y los trekkings durante este viaje, a ver si dura y en Barcelona seguimos con ello. Muy gracioso que el último día pretendíamos subir al cerro “Catedral” y somos tan catetos que nos confundimos de cerro y fuimos al cerro “Campanario”, ya podrían poner nombres más distintos entre ellos… total, que en el cerro campanario no se puede apenas caminar y nos lo acabamos en 20 minutos…

Aprovechamos también para hacer una visita al Bolsón, un pueblo de artesanos a dos horas de Bariloche por la famosa ruta 40. Para mi gusto no pasa de ser el típico pueblo con chiringuitos de souvenirs a precios más altos de lo normal, pero pudimos hacer una excursión al cerro amigo bastante agradable (Ahora que lo leo sí que hicimos cosas tú…)

Pasada la región de los lagos nos fuimos a la Península Valdés. Como ya sabréis si nos habéis ido siguiendo donde hay bichos raros ahí vamos nosotros, y eso es lo que veníamos a ver aquí. Llegamos a Puerto Madryn, la ciudad más grande de la zona (bien fea por cierto), dónde aproveché para sacarme el certificado avanzado de buceo. Había oído que había unas inmersiones fantásticas con lobos marinos, tenéis unos videos geniales en el blog 30mps.wordpress.com, . La experiencia fue inolvidable la verdad, era espectacular estar bajo el agua con las “focas” rodeándote y jugando contigo. Claudia lo hizo con snorkeling y también lo disfrutó mucho, aunque como son tan grandes no las tenía todas consigo de salir bien parada. Del curso mejor ni hablo, creo que peor profesor no se puede tener y aprendí bien poco la verdad, me sentí bastante estafado, no os recomiendo que lo hagáis allí.

El resto de días estuvimos explorando toda la península, era la época en que las orcas vienen a sus costas a alimentarse varándose en la arena y prometía ser impresionante. Lamentablemente no tuvimos suerte ni mucha paciencia con eso, pero sí vimos un montón de lobos y elefantes marinos, avestruces salvajes y armadillos, nunca pensamos que podríamos llegar a ver uno. También visitamos varias colonias de pingüinos, Claudia pobre se moría de pena pues como es verano durante el día hace un calor tremendo(40º!!) y los pobres bichos respiran como asmáticos al no poder soportarlo. No era para nada el sitio donde esperas encontrarte a estos animales.

En el próximo post os explicamos como fue el norte de este maravilloso país.

Un abrazo a todos!

M&C